EL HONORABLE CONCEJAL JUAN CARLOS CHARRY GONZÁLEZ

Conocí a Juan Carlos hace ya unos años cuando cabizbajo y recientemente decepcionado por un político de la región, decidió hacer parte, antes que de mi equipo político, de la lista de mis buenos amigos; no dudé nunca en brindar a Juan Carlos mi confianza; desde el primer momento supe de su valor como líder y persona; Joven de nobles causas, de buenas costumbres y valores, una persona decente. Diseñador industrial de profesión, y líder político y social por destinación, que la misma comunidad materializó en las pasadas elecciones al Concejo de Neiva, y que hoy no solo sus electores sino también sus compañeros y la sociedad hemos sabido valorar, no en vano el reconocimiento que el pasado miércoles concejo visible hiciere al presentar su informe.

Sorprendidos recibimos hoy hace ocho días esta ingrata y no menos injusta noticia de que la Procuraduría Regional había resuelto imponer sanción consistente en destitución e inhabilidad por diez años contra el concejal Juan Carlos Charry Gonzalez; decisión que respeto pero no comparto. He podido, como muchos de sus amigos, seguir de cerca este galimatías que desde el mismo momento de su posesión ha tenido que soportar Juan Carlos, es por eso que he querido desde este espacio comentar esta decisión, producto de las numerosas disertaciones que con expertos en la materia (dado que no soy abogado) he venido sosteniendo.

Fue fundamento para la sanción el que su hermano, el médico Diego Charry, es Director de Caprecom en el Huila, de quien interpretó por extensión la Procuraduría que era el representante legal de esa entidad, sin serlo ni actuar como nominador u ordenador de gasto; más sorprendente fue el hecho de que este importante órgano disciplinario se haya apartado de la directriz que el Señor Procurador estableció a través de su texto: JUSTICIA DISCIPLINARIA “DE LA ILICITUD SUSTANCIAL A LO SUSTANCIAL DE LA ILICITUD”, pues claramente el Concejal no incurrió en una conducta atípica. No solo, según los expertos, es errada la motivación de este fallo, sino desproporcionada la sanción impuesta y el criterio con el que se graduó, pues atribuye culpa gravísima por desatención elemental una conducta atípica, sin tener en cuenta que la desatención elemental que le atribuye al concejal no le era exigible a este; incluso meses atrás, esta misma procuraduría, decidió fallar, archivar y exonerar al concejal, lo que demuestra que el asunto no es tan elemental, pues el mismo operador disciplinario no tuvo desde un comienzo la seguridad jurídica que hoy se le exige a un diseñador grafico de profesión, y concejal ejemplar de esta ciudad.

PADA

La grave crisis agropecuaria que cada día se torna más aguda por el intenso verano y otras situaciones, requiere de los Gobiernos nacional y departamental verdaderas medidas y acciones excepcionales que realmente contribuyan a resolverla. Ya lo veníamos advirtiendo; la gran caída de la producción de café, que por fin se empieza a reconocer por las autoridades; la crisis arrocera con precios al productor que no compensan costos, empeorada por problemas sanitarios; los tabacaleros con dificultades hasta de orden penal, porque al no poder cubrir sus costos de producción, dejaron de entregar el IVA y ahora son perseguidos por la DIAN; los paneleros que tampoco alcanzan a cubrir costos por estrechez del mercado y presionados por problemas sanitarios y ambientales; la granadilla y el lulo que venían marcando la pauta en el sector frutícola, llegando a ser los primeros productores del País, hoy con precios al productor que no motiva recoger la cosecha; y la ganadería, primero con la enlechada y luego con el cierre de frontera con Venezuela afectando el mercado de carne, puso a los ganaderos en graves aprietos y al igual que en los otros renglones, soportando rentabilidades negativas.

Todas estas situaciones conllevan no solo a reducir los ingresos de los productores y desmejorar su calidad de vida, sino que como buena parte de ellos trabajan con créditos, llegan hasta perderlo todo al no poder pagar sus cuotas a un sistema financiero implacable. En ese sentido, ante las presiones que muchos realizamos, el Gobierno nacional puso en marcha a finales del 2009 el Plan de Alivio a la Deuda Agropecuaria – PADA, haciendo una refinanciación y asumiendo los intereses del primer año, durante el cual el campesino no pagará un peso; pero ahora cerraron el programa y están devolviendo los arreglos de créditos con tasa subsidiada AIS o con ICR y otros porque los recursos no alcanzaron, después de generar gran expectativa en quienes solicitaron el alivio; tremenda irresponsabilidad.

Resulta apremiante definir una política de alivio a los deudores mucho mas seria, amplia, acorde con cada renglón productivo, que como el Fonsa y el Pran resuelvan de fondo la crisis, sin generar cultura del no pago. Y por supuesto, definir políticas estructurales de equidad en las cadenas productivas, con un Estado que intervenga más y que evite el abuso de posición dominante, distribuyendo eficazmente los subsidios, con instrumentos como los fondos de estabilización de precios, seguros de cosechas y/o precios de sustentación, con ordenamiento productivo del territorio, asistencia técnica integral y acompañamiento al campesino, reducción de costos de producción con tecnología, buenas prácticas e intervención en el mercado de insumos, entre otros.

RECTA FINAL


Estamos a escasos dos meses de las próximas elecciones para definir el nuevo Congreso de la República y cuatro meses para Presidente de la República; Por el lado del Congreso, se terminan de conformar las listas de Senado y Cámara de Representantes, entrando, después de las festividades navideñas, en la recta final de la campaña para motivar y convencer a los ciudadanos de ser la mejor opción para representarlos en esas corporaciones, desde donde se define parte del rumbo del País a través de la elaboración de nuestras Leyes, del control político al Gobierno Nacional y de la gestión para avanzar en el progreso y desarrollo de Colombia, especialmente de nuestra región. En lo presidencial seguimos en la incertidumbre; aunque el Procurador General rindió su concepto favorable, aun la Corte Constitucional no define la suerte del referendo reeleccionista, la Registraduría anuncia que se tardaría un buen tiempo en preparar esas elecciones y cada día que pasa se aprietan los cronogramas para definir la participación del Presidente Uribe en la contienda, lo que tiene en dificultades a precandidatos y candidatos pues con o sin Uribe cada escenario es completamente diferente.

En el panorama regional tenemos gran expectativa de alcanzar una buena representación en el Senado de la República, pues aunque la competencia es nacional, hay buenas opciones con candidatos del Huila y se ha ido depurando la baraja de participantes de nuestro departamento, siendo necesario que motivemos a la población a que independientemente de nuestras preferencias, apoyemos los candidatos huilenses, pues los foráneos se llevan cerca de la mitad de la votación (45% en el 2006) sin adquirir mayor compromiso con la región. Tengo el convencimiento de que el Huila en esta oportunidad obtendrá mínimo cuatro curules en el Senado.

En cuanto a Cámara de Representantes se tienen definidas la lista del Partido Conservador, la de Unidad Liberal y la del Mira, estando pendiente la conformación de una lista mixta denominada Opción Huila y la definición de si participan el Polo Democrático, la U y Cambio Radical, entre otros. Por lo tanto habrá una buena gama de candidatos y tendrá el pueblo huilense la oportunidad de escoger los cuatro mejores, anotando que en el actual sistema electoral se debe tener en cuenta la necesidad de que la lista obtenga el umbral para que pueda participar en la asignación de curules y la cifra repartidora para efectivamente alcanzarlas.

Pero lo más importante es que la población participe, vote y decida, que lo haga evaluando los candidatos, hoja de vida, formación, experiencia, condición humana, comportamiento, convicciones, ejecutorias, propuestas. Invito a votar a consciencia.

¡QUE AÑO!

Revisando un poco las expectativas que se tenían para el 2009, debemos registrar que fue un año realmente difícil, con malos resultados en casi todos los aspectos, en el que se combinaron diversas situaciones complejas que imposibilitaron avances significativos y en el que reinó la incertidumbre y el pesimismo.

En lo económico, el impacto de la crisis mundial, la relación con Venezuela, las secuelas de las pirámides, los problemas climáticos, los desastres naturales, entre otros, llevaron a tener un crecimiento económico casi nulo y un aumento del desempleo que generó mayor pobreza, impactando negativamente la calidad de vida de los colombianos; aunque se rescata la inflación mas baja de la historia como atenuante. En lo político, la incertidumbre de la nueva reelección presidencial con su tortuoso trámite del referendo, el grave conflicto o “choque de trenes” entre las ramas del poder y entre las Altas Cortes, la parapolítica, yidispolítica, los escándalos de corrupción, las notarías, las chuzadas del DAS, los falsos positivos, la ejecución de Agro Ingreso Seguro. En seguridad, un conflicto armado con grandes avances pero sin resolverse del todo, alimentado por el narcotráfico, con problemas de resocialización y deterioro en seguridad ciudadana; y una muy tensa relación con nuestros Países vecinos, especialmente Venezuela, en cabeza de un orate que se cree Bolívar y que quiere tomarse a Colombia, aliado de la insurgencia y ávido de guerra. En lo ambiental, que por fin es tema central, empezamos a sentir de verdad los efectos del cambio climático, afectando nuestra calidad de vida, especialmente en lo agropecuario y energético; sumado al desconcierto por un nuevo intento fallido para que los Países que mas dañan el ambiente (en cabeza de Estados Unidos), adquieran de una vez por todas compromisos acordes con su grado de responsabilidad.

En cuanto a lo regional, en columnas anteriores me referí a la grave crisis económica, poco o nada atendida por un Gobierno Departamental que no dio la talla en liderar procesos de desarrollo (ni siquiera ejecutar el abultado presupuesto, que ayudaría en parte a dinamizar nuestra resentida economía) y particularmente nuestro sector agropecuario, tan golpeado por muchos de los factores mencionados, sin una política de Estado estructural, integral, de largo plazo y acorde con nuestras realidades.

Espero sinceramente que este año sea mucho mejor, sabiendo que hay factores externos, pero todos contribuyendo con actitud positiva y emprendedora; los analistas económicos coinciden en que el 2010 será mejor, espero que se resuelva el referendo y que las elecciones presidenciales y de Congreso ayuden a generar un mejor ambiente político y que la insurgencia por fin piense en los colombianos.

¡Feliz Navidad y venturoso año a todos nuestros amigos!


Gracias por habernos apoyado con tanto cariño, gracias por sus consejos, su calor humano y el soporte durante todo el año 2009.
Con todo nuestro corazón, Clarita y yo, queremos desearles una Navidad llena de dicha familiar, de regocijo amoroso en su hogar y de tiempos de cercanía con Dios nuestro creador.

Así mismo, deseamos que el 2010 esté lleno de éxitos, tiempos de celebración y realización de sueños.
¡Feliz Navidad y venturoso año a todos nuestros amigos!

DESEMPEÑO MUNICIPAL

Desde hace varios años se ha generado en nuestro departamento la cultura de evaluar el desempeño municipal, a partir de indicadores que buscan medir la gestión, eficiencia, eficacia, requisitos legales y entorno. Sin que esto signifique evaluar el nivel de satisfacción de la población, especialmente los electores, en términos de la superación de las expectativas de calidad de vida por las cuales fueron elegidos los mandatarios locales, esta medición da una importante pauta de la gestión administrativa que cada uno viene desarrollando y sobre todo les da elementos para hacer las correcciones, ajustes o cambios necesarios para un mejor desempeño.
Quiero hoy resaltar el posicionamiento del Municipio de Campoalegre, quién en la evaluación del primer semestre del 2009 ocupó el primer puesto entre los 37 municipios, luego de haber ocupado el puesto cuatro en el mismo periodo del año anterior, siendo su mejor indicador el de eficiencia con 90.62 sobre 100. Mis sinceras felicitaciones al Alcalde Cesar Alberto Polanía, a la Gestora Social Lina Andrade y a todo el equipo de trabajo por este importante logro, que para mi no es sorpresa, pues conozco de hace muchos años su alto grado de responsabilidad, capacidad, transparencia, compromiso y liderazgo; y quiero motivarlos a que sigan contribuyendo al desarrollo de nuestro municipio y a que no desfallezcan ante algunas pocas voces de inconformismo, que serán superadas a medida que comprendan la dimensión de la gran obra de gobierno que vienen desarrollando, donde prima el interés general sobre el particular.
Cabe destacar también que en un trabajo silencioso pero efectivo, el Municipio avanza exitosamente en la ejecución y/o proyección de obras de gran impacto como el Centro Cultural, la reconstrucción del alcantarillado de la Cra 9 vía principal, el distrito de riego Usoiguá, la adquisición de maquinaria y el vehículo recolector de residuos sólidos, el programa masivo de vivienda con vivienda saludable, Acrópolis, mejoramiento y ola invernal, la normalización de los sectores salud y educación, la atención a los damnificados de varios desafortunados eventos naturales, el puente de llano grande sobre el rio Neiva, la construcción de sistemas de gas domiciliario para los centros poblados rurales, el parque temático del arroz y diversos proyectos de acueductos, alcantarillados, electrificaciones, vías, productivos y de turismo. Así mismo les reitero mi compromiso permanente e indeclinable de aportar, como lo venimos haciendo, nuestra capacidad de gestión en todo lo necesario para avanzar positivamente en la construcción colectiva de un Campoalegre próspero, con gran calidad de vida, felicidad y progreso.

NUEVA REFORMA TRIBUTARIA

Una de las virtudes de este Gobierno en el manejo de la economía ha sido buscar la estabilidad normativa y de reglas de juego para generar confianza inversionista; el Congreso ha venido apoyando esta posición a través de leyes como la de estabilidad jurídica para inversionistas y evitando las modificaciones frecuentes de nuestro estatuto tributario, como era costumbre en gobiernos anteriores. Así mismo, el Congreso ha dado los instrumentos para el desarrollo de un modelo que garantice crecimiento económico con equidad social; y la apuesta del Gobierno ha sido incentivar la creación y el fortalecimiento de las empresas a través de incentivos, exenciones, flexibilidad laboral, acuerdos de estabilidad y zonas francas, lo cual, en teoría y junto con las inversiones públicas, genera empleo, que sumado a los programas de subsidios como familias en acción, guardabosques, tarifas de servicios públicos, vivienda, AIS, tierras, etc., mejoran la calidad de vida y dinamizan la demanda, generándole a la población mayor capacidad adquisitiva, aumentando el consumo interno e incentivando mayor producción.

Sin embargo, a pesar del aumento de las inversiones en Colombia, la pobreza e inequidad no han disminuido en la proporción esperada y al impacto de la crisis económica mundial, los problemas climáticos y la falta de políticas sectoriales de largo plazo, especialmente en agricultura, se suma la falta de un real compromiso por parte de los grandes empresarios, especialmente del sistema financiero, para generar mas y mejores empleos y redistribuir riqueza. En ese sentido parece oportuna una revisión del modelo; pero por lo pronto se tramita en el Congreso una nueva reforma tributaria, que aunque lo deseable sería que fuese estructural, combinando integralmente todos los impuestos nacionales, territoriales y parafiscales, logrando equidad, crecimiento económico, competitividad, sostenibilidad fiscal y siendo simple y eficiente, considero que hay algún avance en cuanto a que reduce exenciones y grava los grandes patrimonios, generando mayores ingresos al fisco nacional.

La reforma trata básicamente tres temas: Bajar del 40 al 30 por ciento la deducción en el impuesto de renta, a que tienen derecho los empresarios que compren activos fijos productivos; prohibir a quienes están en zonas francas (que pagan impuesto de renta de solo el 15%) usar el beneficio de deducción antes mencionado; y aumentar el impuesto al patrimonio a los grandes contribuyentes, en dos tarifas que serían del 0,6% para patrimonios entre 3.000 y 5.000 millones de pesos y del 1,2% para los patrimonios superiores a los 5.000 millones de pesos. Con esta reforma se aumentarían los ingresos de la Nación entre 3,2 y 3,3 billones de pesos anuales y ¿a dónde irán dirigidos?